Un espacio para contarnos como vemos la realidad con palabras

25 jun. 2010

No es que el mundo este esperando nuestra literatura, somos nosotros los que necesitamos contarle a los demás lo que pensamos. Como una manera de mostrar nuestro disconformismo, nuestra rebeldía. Una inquietud que nos lleva a vivir en los mundos que solemos crear porque nos descubrimos mucho más cómodos que en el real.

3 comentarios:

Máximo Ballester dijo...

Es así, amigo. Buena reflexión. También de estas cosas nace el arte. Gracias. Un abrazo.

Noe Palma dijo...

es genial lo que decis, y creo que asi es realmente....

María Taltavull dijo...

Sin duda es así. Hay que correrse de lugares cómodos para entrar en el placer de decir y hacer lo que a uno se le canta. Qué mejor ejemplo que vivir la vida con la dignidad de la propia verdad. Un pensamiento muy sabio, Edgardo. ¡Gracias!